Los nuevos aparatos reafirmantes

Desde hace algunos años, el mundo de las destrezas físicas y la gimnasia, han sufrido una verdadera revolución. Desde nuevas técnicas basadas en secretos añosos, hasta los más revolucionarios aparatos tecnológicos, se ponen al servicio del cuerpo y su modelación. No obstante… ¿cuánto hay de cierto en sus promesas?

Actualmente, en miles de avisos televisivos, así como en las publicidades de internet, se suelen ver los milagrosos aparatos reafirmantes de abdomen, aparatos reafirmantes de glúteos, y la lista seguiría de manera interminable. No obstante, no todo lo que brilla es oro, como sugiere algún viejo dicho.

Muchos de estos nuevos aparatos reafirmantes, se basan en la electro – estimulación. Es decir, la estimulación del músculo por medio de una descarga eléctrica simple. La misma, llega al músculo y genera en el mismo una pequeña contracción, las cuales, a través de las repeticiones, realizan un efecto similar al de un ejercicio.

El hecho es que estos aparatos reafirmantes, deben ser aplicados con meticulosos cuidado. Es decir, si no se requiere de la supervisión de un entendido, se debe previamente conocer muy bien la anatomía humana. En casos de malas aplicaciones, generalmente ocasionan efectos dañinos, como lastimar al músculo o resentir el cuerpo.

Otro detalle, es que solamente se sugieren en caso de necesitar tonificas, ya que no son indicados en los tratamientos para perder peso. Esta aclaración es importante, pues en ocasiones se suele confundir una acción con otra.

Fuente: fitness digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *