Los quince años

Tanto padres como adolescentes, esperan muy ansiosos los quince años de las señoritas. Sucede que hay una creencia popular basada en asegurar que a esta edad, la niña abandona la condición de infancia y da sus primeros pasos como mujer.

Lo cierto es que muchas quinceañeras deciden para esta ocasión tan especial, festejar a todo lujo con familiares y amigos. Es parte de esta tradición, además, que la jovencita agasajada lleve como indumentaria un hermosísimo vestido, al mejor estilo novia.

Muchas son las posibilidades de este vestido. Los hay largos y acampanados, totalmente decorados o cortos, simples y sencillos, al mejor estilo vestido de salir.

Una forma de saber elegir el modelo correcto, es primero hacer una lista con los ítems más importantes. Por ejemplo, en primer lugar se debe definir el color que preferimos, siempre considerando el color de piel, ojos y cabello. A continuación, el largo del vestido será una opción a tener en cuenta, aunque en realidad, a los quince años cualquier modelo queda agradable a la vista.

Es muy importante, que el modelo del vestido sea apropiado a la silueta de la quinceañera. Por ejemplo, las niñas extremadamente delgadas, pueden optar por  modelos ceñidos al cuerpo, con algún detalle de encajes, tules o drapeado. Las más rellenitas, deberán pensar en corsés ajustados en el torso y faldas amplias, que disimules el exceso de kilos.

No obstante, más allá del modelo, la quinceañera debe estar cómoda y feliz con el agasajo en general para que sea  exitoso.

fuente: modavestidos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *