Mihaly Meszaros, el hombre que estaba dentro de Alf

Todos hemos visto en algún momento de nuestras vidas capítulos de la serie Alf, aquel gracioso marciano que cayó en casa de la familia Tanner y que se quedó para siempre en sus vidas. Pero además, muchos nos hemos preguntado también como hacían los creadores de este personaje para que el mismo realizara movimientos tan humanos, sobre todo considerando que en ese momento, las tecnologías eran bastante más obsoletas que ahora.

Lo cierto es que, justamente, los movimientos de Alf parecían humanos, porque dentro suyo había un ser humano. Estamos hablando de Mihaly “Michu” Meszaros, un hombre húngaro de unos 83 centímetros de altura, que solía trabajar como enano de circo, doble y actor, y que en este caso lo hacía mediante un pelaje símil peluche color marrón que le permitía encarnar a Alf.

Sin embargo, también hay que señalar que aunque la serie tuvo una duración de cuatro temporadas, entre 1986 y 1990, Meszaros participó únicamente en nueve capítulos de la misma, ya que luego comenzó a tener algunos problemas de salud derivados de la utilización del traje de Alf, y los autores de la serie buscaron algunas otras alternativas.

Entonces se decidió que la mayor parte de los episodios se utilizaría una marioneta de medio cuerpo, la cual si bien era menor que Meszaros, permitía para facilitar la grabación de las escenas. Sin embargo, eso bastó para que se tratase del único hombre en estar dentro de la piel de Alf, desestimando las informaciones que nombraban a Abraham Verduzco como su protagonista entre 1988 y 1989.

Meszaros, quien nació en 1939 y aún está vivo, ganaría alguna fama luego de su participación en Alf, y posteriormente también tendría lugar en otras producciones, como por ejemplo Waxwork, una película estrenada de 1988 y en Apocalipsis Final, de 1993, aunque claro, siempre será recordado como el pequeño hombre que habitaba debajo de las pieles de Alf.

Un pensamiento en “Mihaly Meszaros, el hombre que estaba dentro de Alf”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *