Nacimiento

Hoy me gustaría dejarte un texto bastante divertido y a la vez tierno porque solo los niños son capaces de hacer y decir cosas que nos dejan la boca abierta y sin respuesta para ellos. Y esta sin duda será una de ellas.

Debido a un corte de luz, sólo un paramédico respondió a la llamada de una madre que se había puesto de parto en casa y estaba sola con su hija pequeña de 3 añitos.

La casa estaba muy oscura así que el paramédico le preguntó a Kathleen, la niña de 3 años, si podía mantener una linterna enfocando a su mamá para que pudiera él trabajar mejor y sabiendo lo que estaba haciendo. Kathleen hizo lo que le pidió y levantó con sus bracitos la luz para que el paramédico ayudara a su mamá a ponerse buena.

La madre empujó y empujó y después de un rato, nació el pequeño Connor. El paramédico lo levantó por los pies y le dio una palmada en la espalda haciendo que Connor empezara a llorar a llorar.

El paramédico dio las gracias a Kathleen por su ayuda y le preguntó a la pequeña qué pensaba de lo que acababa de presenciar en ese momento, ya que estaba completamente sorprendida, sus ojos bien abiertos.

Kathleen rápidamente respondió, “En primer lugar, no debería haberse metido allí… ¡dele otro tortazo en el culo!”.

Como ves, los niños a veces tienen una forma curiosa de ver las cosas y después nos sorprenden con respuestas como la de esta niña aunque estoy segura de que hay muchísimas más respuestas que puedes conocer de los niños (al fin y al cabo son únicos intentando razonar desde el principio con la poca información de que disponen).

Vía: Miss Cellania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *