No hay límites con voluntad

Cuando piensas en una persona con una deficiencia, muchas veces te preguntarás cómo puede llegar a hacer algo que quizás tú ves tan fácil pero que para él o ella quizás no lo es. Por ejemplo, subir un escalón, o coger un objeto.

Lo que quizás no sabes es que ellos mismos suelen tener la capacidad para hacer las cosas, a su manera, y poder tener el mismo éxito que tú tienes. Ellos luchan mucho más, no por ser aceptados, sino porque para ellos su limitación no es algo malo, de lo que tener lástima o que lo vean como una persona que necesita ayuda. No es así, y nunca querrían verse de ese modo.

Las personas con alguna deficiencia física (y también psíquica por supuesto) pueden llegar a hacer cosas como una persona normal, y un ejemplo lo tenemos en este vídeo.

Dergin Tokmak es un bailarín de breakdance de 37 años de edad, artista intérprete y ejecutante en el Cirque du Soleil.

Quedó parcialmente paralizado de cintura para abajo después de sufrir una polio cuando era niño. Como muestra el vídeo, perder el uso de sus piernas no le ha ralentizado un poco.

Si te das cuenta, las muletas para él son como una extensión de sus propias manos lo que hace que pueda manejarlas de esa forma tan increíble, aunque a veces pienses que se le van a escapar en cualquier momento.

Por supuesto, hay muchas más personas que hacen otra clase de logros a pesar de tener dificultades en su movilidad, porque vivir con ese problema se convierte en una superación porque aprendes a vivir con ella y a dar el 120% de uno mismo al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *