Observar el mundo

Desde la perspectiva de los adultos, pensamos que los jóvenes son egoístas, solo piensan en ellos y sus cosas, pero, ¿no tendremos parte de culpa nosotros los mayores?

Y o creo, y no me considero tan mayor, que deberíamos concienciarlos de cosas que no ven e ignoran de su existencia, como son la pobreza, el tercer mundo, el valor de las cosas en la vida. Es bueno no querer para ellos lo malo que nosotros haigamos pasado o visto de niños, pero no les vendría mal a veces conocer la existencia, de que el dinero no llega a todas partes, no dura siempre, que el trabajo de sus padres día a día, es duro.

Esta claro que no elegimos nacer, y mucho menos donde, pero no estaría demás abrir un poco la ventana hacia el mundo exterior y contarles que hay países mas desfavorables, hay personas que sufren enfermedades, que el trabajo no te lo traen a casa, que no todos los niños tienen la suerte de estudiar…ect.

Mi intención no es que sufran, mostrándoles la cara mala del mundo, pero, que no lo aprendan en la calle, que valoren lo que sus padres les dan, que por supuesto que se lo merecen, y no deben pasarse la vida dándoles las gracias, pero que así el día de mañana también les agradecerán a sus padres, haberles intentado inculcar mas humildad.

O acaso ¿no no sirve a nosotros la lección, cuando nos enteramos de que hay personas malas en el mundo que hacen sufrir a los niños, (nos referimos a abusos, violaciones y peleas) y los protegemos y concienciamos más?

Fuente: buenas tareas

0 pensamientos sobre “Observar el mundo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *