Pastillas para dormir

Hoy quiero dejarte aquí un chiste que, si bien es de rubias, a decir verdad podría ser para cualquier persona, hombre o mujer, porque sobre todo en los estados de falta se sueño uno no cavila bien en su cabeza y le puede pasar a cualquiera.

Eso sí, desde aquí aviso que no es para herir a nadie, que solo es un chiste, pero por si acaso yo lo digo.

Una rubia agotada de cansancio, se arrastra a la oficina de su médico en busca de consejo: “Doctor, hay perros en todo mi vecindario. Ladran todo el día y toda la noche y no puedo pegar ojo”.

“Tengo buenas noticias para usted”, respondió el doctor rebuscando en un cajón lleno de muestras de medicamentos. “Estas son unas nuevas pastillas para dormir que funcionan. Tome algunas y su problema se solucionará.”

“Genial”, respondió la rubia, “Voy a intentar cualquier cosa. Voy a darle una oportunidad.”

Unas semanas más tarde la rubia volvió al médico peor que nunca y le dijo: “Doctor, su plan no es bueno. ¡Estoy más cansada que antes!”

“No entiendo cómo puede ser eso”, dijo el doctor, sacudiendo la cabeza. “¡Esas son las más fuertes píldoras del mercado!”

“Puede ser”, respondió la rubia cansada “pero todavía estoy despierta toda la noche persiguiendo a los perros y cuando, finalmente, atrapo a uno, ¡es difícil conseguir que se trague la píldora!”

En estos casos creo que las pastillas vienen bien para ambos, para los perros y que así dejen de ladrar día y noche, y para la chica, que un par de días de dormir creo que va a ser lo mejor a ver si así recuperar algunas neuronas que le hacen falta, mucha, mucha, falta.

Vía; Miss Cellania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *