Paul (1)

Graeme (Simon Pegg) y Clive (Nick Frost) son dos frikis ingleses que viajan a Estados Unidos para visitar la ComicCon de San Diego y hacer una ruta por los lugares más emblemáticos relacionados con el fenómeno OVNI. En medio del camino se encuentran con un coche accidentado en el que viaja Paul, un extraterrestre que lleva más de treinta años detenido en unas instalaciones y sometido a diversos estudios. El objetivo de Paul es escapar de sus captores y regresar a su planeta.

Paul es una “road-movie” llena de humor y acción que pone en escena todos los componentes habituales de este tipo de películas pero con un toque de parodia que la convierte en una propuesta aún más interesante. El guión tiene un desarrollo típico: los dos protagonistas se encuentran el extraterrestre e inician un viaje en el que se encontrarán varios acompañados tendrán que enfrentarse a diferentes adversarios que quieren recuperar Paul. No hay sorpresas en este ámbito y la película sabe presentar un guión con una historia sólida y bien construida aunque sigue una estructura de manual propia del género.

Los aspectos positivos de la cinta los encontramos en los protagonistas, las situaciones y los diálogos. Los protagonistas son todos paródicos: los dos antihéroes que encuentran una misión en la vida más importante que obtener la firma de su autor favorito, la chica profundamente religiosa que se encuentra con un mundo nuevo, el extraterrestre gamberro y mal encarado… Las situaciones y los diálogos son divertidos y llevan las claves del género un paso más allá como corresponde a cualquier parodia de cierta calidad.

Fuente: imdb

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *