Películas basadas en videojuegos… mala combinación

horta

Aunque incorporen artistas de primer nivel y se inviertan millones en monstruosas superproducciones, existen algunas versiones cinematográficas basadas en los clásicos videojuegos que sería preferible olvidar.

Parece como si fuese casi una norma: ninguna película que se ha basado en un juego ha sido exitosa ni viceversa. Pero muchas veces productores de cine se han tentado a obtener las licencias de algunos juegos famosos para captar al público joven.

Citaremos ahora algunos ejemplos. Recordemos a Bob Hoskins encarnando el papel de Super Mario Bros. en la película homónima… terrible, y ni mencionar a Raúl Julia como el malvado Mr. Bison en Street Fighter… decepcionante.

Otra historia que no ha dejado un buen recuerdo es la adaptación de House of Dead, un producto de Uwe Boll, que en su momento fue comentada por el Entertainment Weekly como: “esto debe ser lo más aproximado a lo que los científicos llamarían Estupidez Absoluta“.

horta

Otra realización de Boll fue Alone in the Dark quien recibió el siguiente comentario del New York Times: “Tan mala en todos los niveles que te preguntas por qué los productores no la lanzaron directamente en video o, mejor aún, directamente a la basura“.

Y ni que hablar de Double Dragon, Hitman y Dead or Alive. Pero no todo es tan malo, también hay algunas que han sobrevivido a la crítica, como por ejemplo Mortal Kombat protagonizada por Christopher Lambert y la versión para la gran pantalla de Silent Hill.

Vía│20 Minutos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *