Perro asesino

Por experiencia creo que todos sabemos una cosa: los perros, cuanto más pequeños, más mala leche tienen. Seguro que puedes recordar algún momento en el que te has encontrado con un perro pequeñito, de esos supuestamente para las personas mayores aunque ahora hay muchísimos en las familias y al acercarte ha empezado a gruñir, ladrar o incluso se ha abalanzado sobre ti mordiendo… ¿El zapato?

No es que no puedan ser fieros pero ves un perro que no levanta dos palmos del suelo siendo tan fiero como un perro grande y te entra la risa. Claro que ésta se te va cuando el perro idea alguna forma de acabar haciéndote daño, y créeme, lo puede llegar a conseguir sin mucho problema.

Además, mira la fotografía que te dejo hoy. Se supone que los perros son buenos pero también ellos tienen su genio y no porque sean pequeños no quiere decir que no sean capaces de idear venganzas o de conseguir el objetivo de vengar a su víctima. Si no, mira a este perro, seguro que si lo ves en la calle te hace gracia un perro tan pequeño.

Pero hasta los pequeños pueden tener instintos asesinos y, yo que tú, si tienes un perro pequeño, escondía todos los martillos y cosas punzantes para no encontrarte en la misma situación que seguro no te gusta.

¿Te imaginas que en lugar de los típicos malos de las películas como Freddy o Jason te apareciera un perro de centímetros persiguiéndote para matarte? No se si la película tendría miedo o no pero las carcajadas seguro que se oyen en varios kilómetros. Hasta que ese perro te demuestre de lo que es capaz cuando se lo plantea.

Y es que… Son perro, pero no tontos, ni tampoco les gusta que nos riamos de ellos (aunque no lo creas entienden bien de sentimientos).

Vía: Picshag

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *