Pistas de aterrizaje para aviones

La primera vez que me subí a un avión, al principio iba bastante tranquila y, aunque me costó el despegue porque noté mucho la presión, todo iba bien hasta que empecé a notar cómo el avión se movía, algo que ya me hice desesperarme un poco.

Pero fíjate, eso no es nada comparado con las pistas en las que los aviones pueden aterrizar, para que luego digan que no ponemos difíciles las cosas hoy en día en las que hay muchas formas de solucionar los problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *