Por qué no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos

Vamos con una curiosidad científica… Por qué no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos. Suena estúpido, pero intentarlo, a ver si sois capaces de reíros a carcajadas con sólo tocaros el costillar… es simplemente imposible, así que según Pajarracos.es:

La sensación de las cosquillas es como una alarma que manda nuestra piel al cerebro.Si alguien nos hace cosquillas, nos da la risa, porque sabemos que no hay peligro.

Si la sensación de cosquilleo nos lo produce un insecto, gritamos y nos asustamos.En ambos casos, esa sensación, provoca una fuerte reacción.

No podemos hacernos cosquillas nosotros mismos, porque es nuestro cerebro el que controla los gestos que producen esa sensación, por lo que no existe alarma ninguna.

Sin embargo si que hay una forma de hacerse reír a uno mismo.Utilizando otro objeto, como una pluma, el cerebro no espera los movimientos de la pluma.
Y cerrando los ojos es todavía más eficaz.

Curioso… verdad 😀

Vía: Pajarracos.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *