¡Quiero una moto!

A todos los jóvenes, el que mas el que menos le atrae la idea de tener una moto cuando cumplen la edad para ello, lo que sucede es que los padres a parte de comprársela, si el que el bolsillo se lo permite, debemos concienciarles primero que no es un simple ciclomotor para trasportarse.

Ellos deben ser conscientes de la responsabilidad que supone, pues pueden tener accidentes e incluso provocarlos, lo que sucede que hasta que no se hacen un poco mas mayores no se dan cuenta de la responsabilidad que tienen, y ahora lo único que pretenden es ir a la moda, tener lo mismo que los amigos .. ect, también hay que explicarles de el gasto que supone para la familia una moto, pues no se queda ahí la cosa, luego viene el casco y el seguro, es decir que es un desembolso un poco grande, a veces imposible para ciertas familias. Ciertos adolescentes se conforman con  un móvil, la ultima consola de moda del mercado, con un portátil con su conexión a Internet, pero otros llegan mas lejos, y no siempre entienden que a veces llegar a tener todos los caprichos que queremos, depende de la economía familiar, cosa que a esta edad les da igual y solo ven lo de los demás tienen o se comparan con algún hermano, de vez en cuando nos puede tocar un adolescente en casa que para atacar por su ausencia de caprichos le recrimine a los padres los que ellos tengan.

Fuente: e-mergencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *