Rescatan un bebe chino de una cloaca

bebe chino cloaca

En todos los países del mundo suceden casos realmente increíbles, algunos de los cuales quisiéramos que no existieran por el lamentable desenlace que presentan, y otros por los que debemos dar gracias a Dios del final que han tenido, como recientemente pasó en China, donde un recién nacido pudo ser rescatado de en medio de una cloaca a la que había sido arrojado por su propia madre.

Lo cierto del caso es que el bebé se recupera en un hospital local después de ser rescatado de un caño del desagüe cloacal debajo de un retrete de cuclillas al que había sido arrojado. Esto fue posible sólo gracias a la acción de los bomberos del lugar, que serrucharon una sección del aparato y después lo desarmaron cuidadosamente para no causarle ningún daño entre todo el movimiento.

Según los medios chinos, todo comenzó cuando el pasado sábado, un residente del edificio público donde fue encontrado el bebé, reportó a las autoridades que escuchaba un llanto en las inmediaciones del mismo, aunque no sabía de dónde provenía exactamente. Al poco tiempo de llegados los bomberos, previa intervención de la Policía, se dio cuenta de que el caso era mucho más grave de lo que se esperaba.

El niño, que posteriormente fuera identificado como “Bebé número 59”, por el número de la incubadora que le tocó en el hospital, se convirtió a partir de allí en toda una celebridad en el país asiático, al punto de que existe un video del rescate de dos horas, el cual fue transmitido en los programas noticiosos chinos y en la red varios días luego del accidente, cuando se supo que ya se encontraba en mejor estado de salud.

Por lo demás, se pudo saber que su peso era completamente normal, de casi 3 kilos, y que producto de su reciente nacimiento, todavía tenía la placenta adherida al cuerpo, además de rasguños en la cabeza y los miembros, aunque su estado, por otra parte, era óptimo para las circunstancia que le tocó vivir.

3 pensamientos en “Rescatan un bebe chino de una cloaca”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *