Ruborizar a un arqueólogo

En la red hay chistes que llaman la atención, por supuesto. Otro tanto que te hacen reír o te sacan los colores. Creo que este es de los segundos, sobre todo a las mujeres que sabemos de lo que se habla en el mismo, y es que, los chistes, no tienen por qué quedarse en internet, o empezar allí, sino que uno también los puede ver en la calle.

Como ves en la imagen se trata más de una pintada que de otra cosa, y por ello no nos debería agradar mucho pero es que, si conoces un poco de inglés, te atrae y al empezar a leerla una se queda más pillada por eso mismo, por la pregunta hecha, y la respuesta formulada.

Si no sabes inglés aquí te va traducido:

¿Cómo haces para ruborizar a un arqueólogo? (Traducción no literal, siempre trato de darle algo de sentido o gracia a lo que se traduce).

Respuesta: Dale un tampón sucio y pregúntale de qué periodo es…

Como ves es un chiste que más te deja con la boca abierta que riéndote pero después de estar con la boca abierta al menos te llama la atención y te echas unas risas por lo pícaro, verde y un poco escatológico que puede ser. Por supuesto, no es para soltarlo en cualquier lado, pero seguro que ahora te he sacado el color a ti por estar leyéndolo.

Seguro que si tienes amigos arqueólogos o historiadores el chiste ya lo conocen y, si no, pues no esperes más para contárselo que seguro les fascina, o los deja ko como a ti.

Vía: Failblog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *