Sacerdote pide donaciones a sus fieles por el Fin del Mundo

Ante la inminencia del Fin del Mundo, como se publicitaba a la llegada del nuevo ciclo según el calendario maya en las últimas horas, concretamente el pasado 21 de diciembre, un sacerdote chileno no tuvo mejor idea que pedirle a los fieles que acuden a su parroquia, que donaran todas sus pertenencias a la Iglesia, considerando que ya no las necesitarían una vez que la Tierra finalizara este ciclo, destruida.

Concretamente, los medios locales informaron que el obispo de la ciudad chilena de Punta Arenas, Bernardo Bastres, habría solicitado a todos sus seguidores, o los fieles de la Iglesia mejor dicho, que “dejaran a la Iglesia católica sus bienes y propiedades”, debido a que con la próxima llegada del fin del planeta, ya no necesitarían de ninguno de ellos.

“Según algunas voces parece que hay un chino o un japonés que está construyendo un barco tipo el Arca de Noé. Si muchos creen que el mundo se acabará el 21 de diciembre, nosotros como Iglesia no tenemos ningún problema en que la gente nos deje testamento de sus propiedades”, señaló posteriormente este párroco, en relación a la curiosa historia que mencionamos hace algunas semanas, sobre la construcción de una nueva “Arca de Noé”.

“Yo les aseguro que después del 21 de diciembre rezaremos eternamente por ellos. Porque yo estoy seguro que nosotros seguiremos vivos después de esa fecha”, añadió el protagonista de esta historia, quien sin embargo no pudo desmentir el haber pedido a todos los fieles que le dejaran a cargo todas sus posesiones terrenales.

Temor en Peñaflor

Pero ésta no fue la única noticia relacionada al Fin del Mundo que tuvo lugar en Chile, si consideramos que una persona anónima alertó a las fuerzas policiales, de un posible suicidio colectivo en la localidad de Peñaflor, lo que obligó a la movilización de una enorme cantidad de integrantes de las fuerzas, aunque por suerte todo quedó en la nada.

3 pensamientos en “Sacerdote pide donaciones a sus fieles por el Fin del Mundo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *