Sandías que se vuelven piedra

Una de las frutas del verano suele ser la sandía (también el melón) pero sin duda un hallazgo importante es el que han encontrado en la ciudad de Lianyungang, en Pekín.

Al parecer las sandías parece que se convierten en piedras. Los agricultores señalan que es debido a semillas falsas o adulteradas aunque ya están investigando el fenómeno.

Este no es el primer caso (bueno, si el hecho de que se conviertan en piedras pero no con las sandías). Hubo otro caso hace un mes donde las sandías explotaban debido al mal uso de un  químico denominado forchlorfenuron (un acelerador de crecimiento) y calcio.

Vía: La razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *