Sea el trabajo que sea…

Hay personas a las que, cuando abren los ojos por la mañana, se sienten muy mal, como si no quisieran que hubiera llegado la mañana para ir a trabajar, o a buscar trabajo, que es lo más habitual estos días. No es desánimo propiamente dicho, pero sí se sienten que no tienen un aliciente, un objetivo que los haga levantar con una sonrisa de la cama, que los llame y piensen que ese día va a ser diferente o mejor que el anterior y así con todos los demás.

Por eso esta imagen creo que te puede divertir y darte una sonrisa. Pero también hacerte reflexionar porque, ¿acaso no hay nada que te divierta de tu trabajo? ¿En serio? Imagina, si estás en una oficina donde registras contratos, ¿qué tal si te pones una meta? Cada 10 contratos pasados haces en una hoja una carita sonriente y al final del día cuentas cuantas caritas sonrientes tienes. Estoy segura de que al final tendrás que poner una más, la tuya propia.

Y si estás en paro y buscando, ¿no crees que al salir conocerás personas con quienes hablar? Quizás de esa manera consigas algo.

En este caso como ves se trata de una guillotina pero, ya que se separa la cabeza del cuerpo, al menos que sirva de algo y así el trabajador se divierte con algo porque servir solo para tirar de una cuchilla y después recoger el cuerpo no es un trabajo muy llamativo, pero si se pone a prueba para ver si es capaz de tirar los bolos la cosa cambia.

Todo es encontrar diversión en cualquier trabajo, sea el que éste sea.

Vía: Bits and Pieces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *