Altadis

Secuelas de cine que arruinaron las historias

Que paso ayer II

El cine nos ha dado espectaculares sagas que aún están en la memoria de los fanáticos, y aunque en muchos casos las segundas partes ayudaron a establecer estas historias como verdaderos mitos, en otros hemos visto que las mismas realmente se arruinaran. Es el caso de algunas de las que vamos a enseñar a continuación, y que confirman aquello de que “las segundas partes nunca fueron buenas”.

El primero de los casos a mencionar es el de Matrix Recargado, la película que fuera lanzada en el año 2003, y que permitió a los hermanos Wachowski regresar 4 años después de haber creado una obra que quedaría para siempre en la mente de los amantes de la acción. Sin embargo, el haber usado un Neo volador y abusado de la tecnología y las ideas poco claras, hicieron que la saga nunca sea recordada como tal.

En segundo término nos encontramos con un caso curioso, el de la segunda parte de la saga “¿Qué pasó ayer?”, que de hecho ya fue completada con una tercera versión. Aunque en mi caso personal no me pareció mucho menos que la primera, también soy consciente de que muchos fanáticos de estos personajes consideran que la segunda parte no debió existir por ser demasiado parecida a la original, y por desarrollarse en Tailandia.

Algo semejante sucede por otro lado con La leyenda del Zorro, la secuela de “La máscara del zorro”, que había recibido muy buenas críticas. Al contrario que su antecesora, la protagonista en esta ocasión llamó la atención de los amantes de esta leyenda debido a que abundan las explosiones, y los personajes pierden sus características principales.

Finalmente, y para no dejar de lado dos clásicos de la historia, tenemos que mencionar lo sucedido con Jurassic Park: El Mundo Perdido, que fuera lanzada en el año 1997, y aún antes en el tiempo, Karate Kid 2, de 1986. Lo que sucede en ambas es, básicamente, que rompieron una buena idea original para cambiarla por uno demasiado ambiciosa, y les salió mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *