Serpiente voladora

Se dicen muchas veces frases a los niños que uno piensa que nunca se van a cumplir. Por ejemplo “cuando las ranas críen pelo”, o “cuando los cerdos vuelen”. Normalmente ese tipo de frases se dicen cuando hay algo que no vamos a cumplir ni por asomo y decimos algo que jamás va a ocurrir para que los niños sepan que eso no lo vamos a hacer, comprar o tener nunca.

El problema es cuando los animales se ponen en contra nuestra y hacen cosas que no deberían. Porque, a ver ¿qué serpiente se pone a volar? Pues indudablemente, la del vídeo.

Vía: Cuaderno de ciencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *