El sexting, nueva modalidad sexual

Es evidente que la llegada de nuevas tecnologías ha cambiado radicalmente la vida del hombre, y en este sentido no podemos dejar de observar, porque nos ha pasado a nosotros mismos o a alguien cercano, como muchas parejas han comenzado a utilizar sus smartphones y dispositivos semejantes, para comenzar de alguna forma una relación sexual a partir de estos medios, una técnica que ha sido desarrollada por los especialistas como “sexting”.

De este modo debemos decir que para la mayoría de personas que se han encargado de estudiar este fenómeno, el sexting no es más que una parte de las relaciones sexuales que mantienen los jóvenes, como en algún momento estuvo muy de moda la utilización de teléfonos para comenzar a calentar la previa entre ellos.

Sin embargo, para las generaciones de Internet todo es diferente, ya que se sirven de las tecnologías de smartphones y otros dispositivos móviles, sobre todo en cuanto a sus plataformas para envío de fotos y videos, a fin de que su pareja pueda observarlos en situaciones sexys, provocativas y demás, aunque también es cierto que hay personas que pueden relacionar estas conductas con algunas de tipo más criminal, o al menos, sospechoso.

Un poco más acerca de esto podemos saber gracias a los estudios que se han publicado recientemente en la Journal of Adolescent Health, con la gran novedad de que es el primer momento en el que se intenta explicar la conexión existente entre el sexting y las conductas que le tienen como resultado, ya que los estudios anteriores se han enfocado en los aspectos demográficos y su impacto sobre la salud.

Justamente, y más allá de lo que algunos adultos mayores puedan llegar a pensar, el sexting es totalmente normal para los científicos, quienes consideran que el mismo puede ser desarrollado en mayor proporción entre jóvenes de 18 a 24 años, aunque existen también muchos casos de menores que lo practican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *