Silla para montar padres

Mira que las personas inventamos cosas. Mira que se nos puede hacer complicado o fácil pensar en cosas para inventar pero este invento en concreto no creo que sea algo divertido para nadie, menos para la persona que tenga que ir debajo de ello.

Seguro que recuerdas cuando eras pequeño y tu padre te montaba a caballito sobre su espalda. Tú eras el niño o la niña más feliz que había y a veces lo exteriorizabas saltando sobre la espalda de tu padre de tal forma que tu padre, o aguantaba, o te decía que te estuvieras quieto.

Pues bien, ahora el invento que te traemos está relacionado con eso porque se trata de una silla de montar padres, para que encima vayas cómodo y veas a tu padre o a tu madre como un caballo o una yegua, según sea el caso. Claro, yo le veo un problema porque si es talla única es posible que no a todos nos sirva la silla de montar porque no nos ate o porque se quede demasiado grande para la cintura que tienes.

Sea como sea no creo que sea un juguete bastante atractivo para los niños porque en realidad estás tratando a los padres como si fueran mulos de carga, o como si se pudiera jugar con ellos, siendo ellos los juguetes no las personas que acompañan en el juego a los niños.

Y si, está bien hacer el caballito de vez en cuando, pero no creo que rebajarse a llevar una silla de montar… Aunque mira, tiene su gracia también, y al menos por ver a tu marido con esa silla de montar creo que muchas acabarían comprándolo. Claro que después habrá que ver si lo usan los niños pequeños o los mayores.

Vía: Bits and Pieces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *