Pues no era Oregón…

Ya me extrañaba a mí que el misterio se hubiese desvelado tan pronto. Ya decía yo que era raro que después de tantos años de intriga con Springfield se resolviese tan rápidamente… Y es que después del revuelo que se ha montado en todo el mundo pensando que Springfield-Oregón era la casa de los Simpsons, ahora va Matt Groening y nos dice que no. Que todo ha sido una mala interpretación de sus palabras…

“Yo nunca dije que Springfield estaba en Oregon, dije que Springfield era el nombre de mi trineo”, ha señalado el creador de la familia amarilla. Así, a lo Ciudadano Kane, Groening ha tratado de arreglar todo el entuerto que se ha formado con su comentario.

Y es que él, indica, contó que cuando era pequeño un programa televisivo se hizo en Springfield y él, en su cándida niñez, se emocionó mucho porque pensaba que era la ciudad más próxima a Portland, su ciudad natal. Años después descubrió que era “un nombre ficticio” y que, como todos sabemos, Springfield es uno de los nombres más comunes en Estados Unidos. Así que lo puso en homenaje a esos momentos para que todos los springfildianos pensasen que era “su” ciudad.

Una pista que ha dado uno de los productores de la serie para aquellos que quieran seguir buscando: la ciudad que vemos en los Simpsons está entre las fronteras de Ohio, Nevada, Maine y Kentucky… ¿eres capaz de encontrarlo? Porque yo todavía estoy dándole vueltas al mapa… Me parece que al final nunca sabremos el misterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *