Oregón, al final estaban en Oregón

Durante muchos años, desde que en 1989 se emitiese el primer capítulos de Los Simpsons, millones de personas pensaban que su ciudad, Springfield, es la que había dado nombre al lugar de residencia de esta familia amarilla. Sin embargo, Matt Groening, el creador de la serie, ha desvelado el misterio. En realidad Los Simpsons viven en Springfield… Oregon.

Se había escogido el nombre de esta ciudad porque es uno de los más comunes en Estados Unidos. De hecho, hay más de treinta y ocho ciudades, en veinticinco estados, que se llaman así. Todos los springfildianos pensaban que “su” Springfield era el que había inspirado a los creadores de la serie.

Es curioso que nadie lo hubiera adivinado antes, porque Matt Groening se crió en una ciudad a 180 kilómetros al norte de la Springfield de Oregón. De hecho, la familia es un calco de la suya: sus padres y hermanas se llaman igual que los personajes de la serie.

Sin embargo, aunque ya sepamos la verdadera ciudad, no quiere decir que sea igual. De hecho, la estructura ha jugado con un esquema tan básico que podría ser cualquier ciudad del mundo. El ayuntamiento, la comisaría, la iglesia, la tienda de cómics… nada está basado en ningún lugar en concreto, aumentando así la fantasía de saber dónde estaría realmente ubicada esta familia.

Ahora, después del capítulo 500, nos han desvelado uno de los grandes interrogantes, pero aún nos quedan muchos más. ¿Por qué Bart, Lisa y Maggie siempre tienen la misma edad? ¿A que clase van los hijos de los Flanders? ¿Cómo es que Maggie, que tiene dos años, aparece en tres fotos de familia navideñas? Al final va a resultar que aquí hay más misterios que en Lost

Un pensamiento sobre “Oregón, al final estaban en Oregón”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *