Soluciones

Siempre se ha dicho, y es algo que se que es cierto por la parte de mujer que tengo, que las mujeres pensamos mucho más, que es como si quisiéramos racionalizarlo todo y eso nos hace que en ocasiones hagamos, de una cosa muy simple, todo un mundo, que al final no hagas más que pensar en eso, en intentar entenderlo o en acabar molestando a la otra persona solo por pensar más y más.

En el caso de los hombres la simpleza es quizás el calificativo que más les puede llamar. Ellos van, cogen lo que quieren y no suelen mirar nada más, ninguna implicación, solo satisfacerse (y conste que algunas mujeres también lo hacen).

Pero, cuando hay un problema, los hombres son más de actuar que de pensar mientras que las mujeres buscamos “soluciones”. Como indica la imagen. En ella ves un texto en grande que te pone “Las mujeres necesitan “soluciones””. Sin embargo, no se queda ahí el texto y sigue más abajo, en letra más pequeña “Los hombres también… pero escrito al revés” (pone revéz pero está mal escrito así que al menos aquí lo arreglé yo).

Y claro, quizás una mujer frunciría el ceño y diría ¿al revés? Y se pondría a leer la palabra soluciones al revés obteniendo dos palabras que seguro le hacen reír y estar más que de acuerdo con la afirmación que se dice.

Ahora bien, ¿te has dado cuenta tú de lo que pone? Porque, si eres hombre, no me dirás que eso no es precisamente en lo que pensáis las… 22 horas del día (las dos restantes las dejaremos para los partidos de fútbol aunque como no hay todos los días digo yo que se irán usando para otros menesteres).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *