¿Por qué creemos que el martes 13 da mala suerte?

Si eres supersticioso probablemente hoy no quieras ni salir de la cama, por aquello de que es martes y 13. Incluso hay gente con un miedo tan irracional a este día que se ha creado una palabra para este trastorno: trezidavomartiofobia. Pero, ¿sabes realmente de dónde viene la mala fama de este día?

Casi todo es culpa del número 13, condenado por muchas culturas. Son muchas las leyendas y mitos que dicen basarse, sobre todo, en temas religiosos para maldecir este día. En la tradición cristiana, el 13 está marcado en varios episodios en la Biblia: Jesucristo fue el integrante número 13 de la Última Cena y en el capítulo 13 del Apocalipsis es donde se habla del Anticristo. También se dice que Lucifer era el ángel número 13 antes de ser expulsado del Cielo.

Sin embargo, esta tradición no es sólo cristiana: Loki, el dios timador de la mitología nórdica, también ocupa el número 13 en el panteón de dioses vikingos. Se cuenta, además, que en un banquete en el Valhalla, una especie de paraíso nórdico, fueron invitados doce dioses y Loki se presentó sin invitación formando una pelea durante la que murió Balder, el favorito de los dioses. Esta creencia escandinava se propagó a lo largo de Europa mezclándose con el cristianismo que se expandía en ese momento.

También los griegos tenían algo de manía a este número ya que consideraban que las etapas en la vida de un hombre eran 12 y que la décimotercera no era otra que la muerte. Se considera incluso que es un número aberrante, ya que todo lo “natural” finaliza en el 12: las 12 casas del zodiaco, los 12 meses del año

Si a esto le unimos que el martes toma su nombre por ser el día dedicado al dios de la guerra griego… muchos encuentran una buena explicación al temor a este día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *