Archivo de la etiqueta: cómida

Enciclochef, la primera enciclopedia mundial sobre comida

Enciclochef

En los últimos tiempos, hemos visto como desde Wikipedia en adelante comenzaron a aparecer enciclopedias que recogen muchos de los conocimientos que el hombre tiene sobre diferentes temáticas, las cuales a su vez se agrupan directamente en la web, por lo que no ocupan sitio, como sucedía en el pasado con los libros y aquellas terribles colecciones de tomos que nunca terminábamos de leer.

Ahora, como la gastronomía es uno de los aspectos de la vida que más le interesa al ser humano en cualquier parte del planeta, nos hemos encontrado con la información, acerca del lanzamiento de una interesante enciclopedia de la temática, diseñada por un grupo de uruguayos, que han optado por denominarla “Enciclochef”, como para que de entrada nos demos una idea de cuáles son sus objetivos.

“La iniciativa surge de la necesidad de agrupar en un solo sitio todas las recetas y conocimientos culinarios que hay desperdigados por allí, y aparte para que todo usuario que vea algún error o tenga que enmendar algo lo pueda hacer, tal cual Wikipedia”, manifestó al respecto uno de los creadores de esta enciclopedia sobre comida, Zelmar Michelini.

De hecho, con sólo dar un repaso a Enciclochef, nos damos cuenta de que muchos de los elementos que forman parte de la misma tienen puntos en contactos con la propia Wikipedia, una referencia a nivel mundial en la materia, y que como en su caso, permite a todos los usuarios registrados, hacer correcciones en algunas recetas o agregar una si se quiere.

Hasta el momento, sus desarrolladores informan que la web cuenta con un total de 8.345 recetas culinarias de todo el mundo, aunque esperan que a través de su reconocimiento masivo, la cantidad de las mismas vaya aumentando en los próximos meses, para que cada pueblo del mundo enseñe sus comidas a los demás.

Curiosidades sobre los huevos de gallina

Aunque los huevos de gallina forman parte de nuestra alimentación diaria o semanalmente, e incluso algunos de nosotros los hayamos recibido de primera mano si tenemos algún amigo o familiar con este tipo de animales de granja en su casa, existen ciertas curiosidades que no se tienen en cuenta a la hora de pensar en ellos, por lo que a continuación vamos a repasar algunas.

Por ejemplo, una de las cuestiones salientes que debemos preguntarnos acerca de los huevos de gallina, es por qué no se venden refrigerados. Y en este sentido, aunque se recomienda dejarlos en la heladera para mantener sus propiedades, la verdad es que los cambios de temperatura son sumamente perjudiciales para ellos, por lo que se espera que sólo el consumidor final los refrigere.

Luego, especialmente las personas que no son demasiado conocedoras acerca de la cocina, suelen preguntarse cómo saber si un huevo está fresco o no. Cómo se trata de un producto que en buena parte está formado de agua, ello no es tan difícil. Lo único que debemos hacer es sumergirlo en agua. Cuanto más flote el huevo, menos fresco es, y si sube hasta la superficie, conviene no consumirlo.

Otra de las cuestiones que muchas veces se señalan acerca de los huevos de gallina, en tanto, tiene que ver con la conveniencia o no de lavarlos. En este caso, sin embargo, especificamos que al lavarlos o limpiarlos, podemos dañar la cáscara, permitiendo que distintas sustancias y partículas ingresen a su interior, por lo que no es una gran opción.

Para finalizar, la primera pregunta que se nos ocurre en torno a los huevos de gallina, tiene que ver con por qué algunos de ellos son blancos mientras que otros tienen un color amarronado o rojizo. Esto se debe, básicamente, a que se presentan diferentes factores genéticos los cuales determinan las tonalidades del huevo, la mayor parte de las veces relacionados con la raza de gallina que los pone.

Fuente: El increíble artículo de Gominolas de Petróleo.

Cuatro meses preso por comer tocino

Aunque el título de la noticia pueda sonar un poco fuerte, lo cierto es que hasta ahora al menos, nadie en el mundo es encarcelado por comer tocino. Sin embargo, un caso sucedido en Estados Unidos de forma reciente, ha demostrado como una persona puede terminar tras las rejas luego de excederse en el consumo de este alimento, sobre todo cuando tiene una discusión familiar por este asunto.

Lo cierto es que el asunto sucedió en Massachusetts, donde un hombre fue condenado a cuatro meses de cárcel luego de que atacó a su madre cuando ella le reprendió por comer demasiado tocino. Concretamente, el joven Christopher Rougeau, de 19 años, fue ingresado en un instituto de menores a raíz de esta situación en las últimas horas.

De hecho, el mismo Rougeau, se declaró culpable de asalto menor y agresión ante el centro de Berkshire Tribunal de Distrito, y de la misma forma admitió ser cuplable de cargos de intimidación de testigos y crimen, una vez que la policía local logró demostrar que agarró a su madre por el cuello en diciembre pasado, la dejó en el suelo y desactivo su teléfono cuando intentó pedir ayuda.

Según la revisión de los hechos, realizada por las autoridades locales, policía el incidente comenzó cuando la madre de Rougeau le gritó por comer el tocino que había estado guardando para más adelante en la semana, a lo que él respondió en los mismos términos, indusltándola, y diciéndole en un tono de voz cada vez más elevado, que tenía hambre.

Pero por si esto fuera poco, el joven también cumple al mismo tiempo una sentencia de cárcel por seis meses por violar su libertad condicional por un asalto junto a su madre en junio de 2011, de modo que parece que el único crimen cometido por él no tenía que ver con la comida, y que en parte, ella ha sido culpable por inculcarle esa clase de valores.

¿Hamburguesas o Pizzas?

hamburguesa-o-pizza

Leo en just-eat.es un increíble artículo acerca de una pregunta que todos nos hemos hecho en alguna ocasión: ¿Pedimos una pizza o una hamburguesa?, quizá te parezca algo trivial, pero ni mucho menos, ya que los resultados que refleja la encuesta son abrumadores.

Aunque el consumo de hamburguesas ha aumentando un 10% tengo que decirte que la reina de las comidas a domicilio siguen siendo las pizzas, con un 70% de hegemonía absoluta.

Ahora bien, las razones, pues está claro que a ciencia cierta no se saben, por un lado puede ser que la pizza es un plato algo más ligero (dependiendo de cómo la pidas) o que está hecha para compartir, mientras que las hamburguesas como concepto son individuales.

Otra razón puede ser la procedencia de las mismas, ya sabemos que nos tira mucho la dieta mediterránea, aunque no creo que sean muchos los que consideren que las hamburguesas son unas invasoras.

Por otro lado, en los últimos años en España (en Estados Unidos llevan toda la vida) se ha notado un incremento en la calidad de las hamburguesas más que notables, y es que ahora ya no sirve poner carne, pan, tomate, lechuga y queso, el consumidor quiere algo más como cebolla caramelizada, queso de cabra o incluso foie para hacerlas más atractivas, y claro, eso al final hace que suban en las prioridades de todos los comensales.

Sea como fuere, la guerra está servida, y, aunque algunos preferimos quedarnos directamente con las dos opciones e ir alternando, seguro que tú tienes una preferida, ¿verdad?, pues te aconsejo que nos lo cuentes en nuestros comentarios, que a mí ya me está entrando un hambre de tanto hablar de hamburguesas y pizzas que no voy a saber por cual decantarme.

El chocolate como condimento

Aunque el chocolate es en la actualidad uno de los alimentos más buscados en todo el mundo, y se lo suele consumir sobre todo como postre, recientes estudios han demostrado que las primeras civilizaciones americanas aborígenes que lo utilizaron, especialmente los mayas, encontraban en él las propiedades perfectas para utilizarlo como condimento de otras comidas principales, y efectivamente, así lo hacían.

Lo cierto es que si bien la historia siempre había contado, hasta ahora, que las vainas y los granos de cacao se utilizaban en las culturas prehispánicas principalmente como una bebida, una reciente investigación del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, ha determinado que, en realidad, el consumo de cacao tenía que ver con un condimento más de otras comidas principales.

De este modo, y desestimando las historias que comentaban acerca de que los mayas aplastaban los granos y los mezclaban con líquidos, o fermentando la pulpa que rodea el grano en la vaina, para entonces poder producir chocolate, la verdad es que, todo lo contrario, para ellos el chocolate era en realidad un condimento, como en la actualidad utilizamos la pimienta, por ejemplo.

Sin embargo, los especialistas han determinado que, cuando por primera ocasión se encontraron rastros de chocolate, los mismos se encontraban sobre fragmentos de un plato, no en una taza, lo que indica que era servido con alimentos sólidos, de modo que se los aplicaba en pequeñas porciones, por integración con otros productos que ocupaban mayor espacio.

Sin embargo, parece que algunos de los pueblos, como en este caso los mexicanos, han guardado un importante recuerdo acerca de sus antepasados, los mayas, considerando que los mexicanos emplean el chocolate para, entre otras cosas, elaborar una salsa condimentada conocida como mole, que se utiliza en platillos de pollo, por lo que de alguna forma aún mantienen el recuerdo sobre este alimento tan rico.

La dieta de los deportistas olímpicos de Londres

Normalmente, cuando uno trata de imaginarse a un atleta profesional, y más si es uno de los que va a competir en los Juegos Olímpicos de Londres, puede suponer que tiene una dieta sumamente equilibrada, de las 2.000 calorías al día que cualquier médico al que vayamos puede llegar a recomendarnos para mantener un peso acorde a nuestras necesidades y demás. Sin embargo, la realidad dista de ser ésta.

Justamente por este motivo es que a continuación vamos a analizar de qué están compuestas buena parte de las dietas que llevan a cabo los deportistas, ya sean nadadores, quienes realizan atletismo, deportes en equipo, y otros, y buscaremos entender también por qué motivo deben consumir aquellos alimentos que en otros casos nunca le serían recomendados.

En este sentido, es justo señalar que a comienzos del siglo pasado, corría fuertemente el rumor de que la cantidad de proteínas consumidas en las horas previas a una competencia olímpica tenía incidencia directa en la calidad de los resultados obtenidos por los deportistas, motivos por el cual capaz que algunos de ellos ingería hasta un kilogramo de carne en las horas previas a los encuentros, algo que hoy incluso se considera riesgoso para la salud de cualquiera de ellos.

Por el contrario, los especialistas explican que no existen fórmulas con resultados seguros, ya no sólo para cada uno de los deportes, sino que de hecho, todos los individuos pueden soportar cargas distintas de comidas antes de enfrentarse a una competencia que no sólo les generará un gran gasto de energía en el plano físico, sino que también afectará directamente su mentalidad.

Sin embargo, si hablamos por ejemplo el nadador Michael Phelps, podemos recordar como su dieta de 12.000 calorías al día, al menos la mitad de ellas en el desayuno, fue el centro de todo tipo de comentarios en los últimos Juegos Olímpicos de Pekín, lo que sin embargo no le incomodó de ningún modo para ganar algunas de sus 16 medallas olímpicas.

Un hombre demanda a Nueva York por la comida de la cárcel

Según informa la prensa norteamericana en las últimas horas, Michael Isolda, un hombre que permaneciera como prisionero en la cárcel Rickers Island, de Nueva York, ha presentado una demanda contra la ciudad, por una cifra cercana a los 80 millones de dólares, por los daños que la comida que le brindaban en el centro de detención, causó en todo su sistema digestivo, tanto por la pobre calidad de la misma, como por el poco tiempo para comer que le dan a los internos.

“Para mí, Rikers Island ha sido una sentencia de muerte”, explicó el ex preso, como parte de una cita textual que se incluye, en su totalidad, en la declaración jurada que su abogado presentó con una demanda en la corte federal de Brooklyn esta semana, causando estupor en la prensa local, y la investigación de miles de periódicos acerca de las condiciones en las que realmente se mantiene a la gente en las cárceles.

Lo más curioso del caso, no obstante, es que Rickers Island es una de las cárceles locales de mayor reputación, hecho que prueba el que allí hayan estado “alojados” personajes como el financiero defraudador, Bernard Madoff, o el ex director gerente del FMI Dominique Strauss Kahn, por lo que se supone que la calidad de los alimentos tendiera a ser mejor.

“No te tienes que preocupar de sobrevivir por los otros prisioneros. Allí me preocupaba de la comida que me estaba matando”, continuó en sus declaraciones Isolda, donde explica que, tras someterse a un by-pass gástrico, necesitaba comer despacio y al menos disponer de media hora para ingerir alimentos blandos, algo que evidentemente no podía hacer, ya que a los presos apenas les dan “cuatro minutos” para acabar sus comidas diarias.

En este caso, el ex prisionero ha afirmado también que esta compleja situación, la que según sus palabras afectaba a todos los internos, llegó hasta tal punto que en un momento, “comer tan rápido le causó vómitos y la separación del estómago y el intestino, por lo que tuvo que ser trasladado de urgencia desde la cárcel a un hospital y someterse a otra intervención quirúrgica”, que le tuvo al borde de la muerte.

Magia potagia: una hamburguesa hecha con polvos y agua

Que los amigos japoneses son raros – al menos comparando sus costumbres con las nuestras – es algo que ya sabemos todos. Por eso no nos sorprenden mucho sus inventos o comportamientos. Pero lo de hoy ya es cosas de otro mundo. Se trata de una hamburguesa instantánea que se fabrica a través de unos polvos que se mezclan con agua. Y lo mejor es que lo tiene todo: pan, queso, carne, ketchup, incluso la cocacola y las patatas fritas.

Sí, como lo lees. Viene todo en una cajita con los moldes, los polvitos e incluso una serie de plastiquitos para que armes tu propio envase para las patatas fritas. Una vez que ya lo tienes todo separado, comienza el proceso. ¿Quieres las patatas? Abres el sobre correspondiente, lo mezclas con agua y haces una pasta extraña. Lo introduces en el molde y al microondas. Cuando sale, lo cortas y listo, ¡ya tienes tus patatas!

Y lo mismo con la hamburguesa y el pan. Para el ketchup sólo tienes que mezclar y para el refresco igual. El resultado es un mini (micro diría yo) menú listo para comer. Lo que no nos queda muy claro es a qué sabe. Porque aunque en los vídeos que circulan por la web insisten en que sabe igual que la comida “de verdad”, habría que ver qué se entiende por eso.

La verdad es que este invento es de los más extraño, aunque nos pica la curiosidad por hacernos con uno. Si quieres probarlo, puedes buscarlo en Ebay donde venden algunos kits.

Aunque siguen diciendo que es comestible, lo cierto es que a mí me recuerda mucho a esos sets de Play-doh con los que todos hemos jugado. Pero de poder comerse realmente, ¿no crees que podría ser una buena opción para que los astronautas disfruten de una hamburguesa de vez en cuando?