Archivo de la categoría: Problemas lógicos

Para gente elegante

Hay ocasiones en que, en internet, te encuentras cosas que te hacen pensar un poco porque no entiendes bien el planteamiento de lo que te quieren mostrar y si encima te dicen que solo una parte de las personas, los elegantes e inteligentes, lo van a saber, ya se hace personal, es como si necesitaras resolver el problema para no pensar mal de ti, cosa que ocurre en la mayoría de los casos.

Con esta imagen ocurre algo parecido porque realmente te quedas pensando cómo es posible que de esos resultados que dicen que da pero en realidad sí que los da, lo único es que hay que echarle un poco de imaginación, y pensar de otra forma.

En español dice lo siguiente:

2 +  2 = Pescado

3 + 3  = Ocho

7 + 7 = Triángulo.

Ahora bien, fácil, fácil no es pero se puede solucionar. Empieza por el 3 + 3 (aunque yo lo vi en el 7). ¿Cómo puedes hacer que dos 3 se conviertan en ocho. Pues uniéndolos. uno frente al otro formar el número 8.

Con el siete ocurre algo parecido porque con los dos sietes es fácil formar un triángulo, ¿verdad? Pues esa es la solución y respuesta que nos dan y por lo que con los números se puede formar un triángulo.

Donde más problema puedes tener es en el 2 para conseguir el pescado. No es algo fácil pero a lo más que he llegado es a una cola de pez pero al pescado en si pues no, no lo he conseguido así que si sabes cómo hacerlo te animo a ponerlo en los comentarios.

Lo que sí es seguro es que pasarás un tiempo tratando de pensar cómo hacerlo tú solo, salvo que leas esto antes incluso de intentarlo.

Cuenta los puntos negros

Las imágenes lógicas son divertidas porque uno no se espera que algo tan sencillo sea la diferencia. Las imágenes que te hacen pensar o decir, ¿cómo puede ser posible? Esas que son parte de ilusiones ópticas y te dejan claro lo engañosa que puede ser la vista aún cuando pensemos que somos buenos y nos fijamos en los detalles son aún mejores.

Por eso, esta vez os hago una pregunta sencilla. ¿Cuántos puntos negros hay en esta imagen? Porque, si te pasa como a mí, los puntos negros en realidad se mueven y, según donde mires, éstos van cambiando, como si se movieran con tus ojos, de tal forma que uno no sabe bien lo que está mirando.

Y eso es una ilusión óptica, la capacidad para engañar a la vista y ya no saber si lo que miramos es realmente lo que debemos mirar o hay algo que está equivocándonos (en este caso sería lo segundo).

Aquí el problema reside en ese color negro y los puntos blancos. Éstos llegamos a verlos en un color marrón grisáceo porque los ojos nos hacen anteponer ambos colores a la vez y, aunque te esfuerces mucho, llegarás a ver algún punto en un color que no le corresponde.

Así que no te preocupes si los ves de ese color, eres normal, estás viendo lo mismo que la mayoría (no diremos todos porque tiene que haber quien rompa la norma, ¿verdad?). Mientras tanto, ¿qué tal si haces la prueba con tus amigos?

Seguro que se quedan iguales que tú cuando les preguntes cuántos puntos negros hay, al menos no van a poder contar porque, cuando te fijas en otros se vuelven blancos.

Vía: eatliver

Las canicas

Hoy os dejamos un rato para pensar que no está bien que nuestro cerebro no tenga retos en el día y no nos enfrentemos a ellos. Para esto lo primero que hemos de hacer es plantear un problema y el de hoy se titula: Las canicas.

Los niños Juan y Raúl disponen de algunas canicas en el bolsillo. Dice Juan a Raúl: “Si me regalas una de tus canicas tendremos ambos igual cantidad”. Pero dijo entonces Raúl: “Si tú me das a mi una de tus canicas, tendré yo el doble que tú”. ¿Cuántas canicas tenía Juan y cuántas Raúl?

La solución en breve.

Las gorras

Un amigo tuyo tiene cinco gorras y una de ellas te la va a regalar a ti o a uno de entre dos amigos vuestros más. Para que no haya peleas os propone a los tres un trato. Tres gorras son blancas y dos negras.

Os colocará en triángulo con los ojos vendados, os pondrá una gorra a cada uno y esconderá las otras dos. Al quitaros la venda cada uno podrá ver la gorra de los otros dos pero no la suya propia. El que antes averigüe el color de la gorra se llevará el regalo. Al cabo de dos minutos tú aciertas.

¿Cómo lo has hecho?

Las entradas de cine

Has quedado con un amigo para ir al cine pero él se va a retrasar. Para no quedaros sin entrada, decides comprarlas tú antes de que llegue. Cada entrada cuesta 5 euros.

Llegas a la taquilla y, sin mediar palabra, entregas 10 euros. El taquillero, sin preguntar nada, te entrega dos entradas. ¿Cómo sabía él que esperabas a otra persona?

La solución en unos días.

Santo y seña

Eres un espía y deseas infiltrarte en una reunión del enemigo. Pero, para acceder a la sala, necesitas un santo y seña que no conoces. Así que decides permanecer en la puerta, oculto y a la escucha, para enterarte de lo que va diciendo todo el que entra.

Llega el primero y llama. 18, le preguntan. Él contesta: 9. Adelante. Parece fácil.

Esperas al segundo para asegurarte. Cuando llega le preguntan 8, y él responde 4. Pasa. Otro llega enseguida y se escucha 14 a lo que él responde 7. Ahora ya resulta evidente.

Muy seguro de ti mismo llamas a la puerta y escuchas 6. Respondes de inmediato, 3.

Ahora te encuentras en el depósito de cadáveres. ¿Qué ha salido mal?