Archivo de la categoría: textos

Lizzie, la mujer más fea del mundo, da lecciones de vida

Por muy horrible que sea la noticia que tiene como protagonista a la joven Lizzie Velásquez, se trata de una historia sumamente interesante que le servirá a todo el mundo para ver de qué forma pueden salir adelante en su vida más allá de lo mal que se sienta. De hecho, se trata del relato acerca de la considerada “mujer más fea del mundo”, algo que evidentemente no le agradaría a nadie, el ocupar esa posición.

Concretamente, esta mujer de 23 años, es considerada la mujer más fea del mundo, hecho que la ha llevado a escribir un libro de autoestima para ayudar a los demás. Pero las causas de esta fealdad de nuestra protagonista tampoco es natural, sino que tiene que ver con una terrible enfermedad que transformó su aspecto personal desde el nacimiento, hasta deformar su cara de modo que nunca nadie se lo pudiera haber imaginado.

La chica, que ha sufrido humillaciones buena parte de su vida a raíz de esta situación, se ha vuelto aún más famosa de lo que era anteriormente, luego de que, de forma reciente, se hayan publicado fotografías de ella en Internet, lo que causó que la llamaran la “mujer más fea del mundo”, algo que lejos de acobardarla, al contrario, le ha ayudado a ser mucho más fuerte que antes.

Incluso, la joven decidió escribir su libro, el cual ha titulado, y ya se vende bajo el nombre de “Be Beautiful”, que podría ser traducido como “Ser Bello”, y que tiene como principal intención el ayudar a personas con baja autoestima, de modo que somos espectadores una vez más de una situación en la que alguien nos demuestra de qué forma comportarnos, cuando aparentemente está peor ubicado que nosotros mismos.

Según ha informado la prensa, incluso, Velásquez padece un síndrome que destruye la grasa de su cuerpo, hecho que modifica notablemente su aspecto físico hasta un punto en el que parece una mujer mucho más vieja de lo que en realidad es.

El estanque

Con este texto estoy segura que reflexionarás acerca de las personas mayores y te darás cuenta de que éstas a menudo pueden ser mucho más creativas que los jóvenes y lograr, sin darte cuenta, que las personas hagan cosas que pensaban no harían (y así disfrutar ellos, sobre todo este anciano).

Un anciano que vivía en Luisiana había sido dueño de una granja grande desde hacía varios años. Tenía un gran estanque en la parte posterior con la forma adecuada para nadar así que un día se metió dentro a nadar y se fijó en que la parte de arriba era agradable para poner mesas de picnic, y demás accesorios, junto con manzanas, duraznos y otros árboles.

Una noche, el viejo granjero decidió bajar a la laguna, ya que no había estado allí por un tiempo a revisarla. Él agarró un balde de cinco galones para traer de vuelta algo de fruta.

Cuando se acercaba a la laguna, escuchó voces gritando y riendo con alegría. Al acercarse, vio que era un grupo de mujeres jóvenes nadando desnudas en su estanque. Las mujeres se percataron de su presencia y nadaron todas a la parte más profunda para cubrirse de la mirada del anciano.

Una de las mujeres le gritó: “¡No vamos a salir hasta que se vaya!”

El anciano frunció el ceño, “No he venido hasta aquí para ver mujeres desnudas o salir del estanque desnudas.” Sostuvo el balde en alto para que las mujeres lo vieran y añadió: “Estoy aquí para alimentar a los caimanes”.

Moraleja: Algunas personas ancianas pueden pensar rápido todavía a pesar de los años que se tengan.

Vía: Bits and Pieces

Nombres que quizás no conozcas

Estoy segura de que hay muchos nombres famosos que los ves pero no te preguntas el motivo por el cual tienen esos nombres, es algo que no te llama la atención o lo pasas por alto pero, ¿sabías que hay nombres que realmente tienen un motivo o un cambio?

Aquí tienes algunas curiosidades de nombres famosos que te llamarán la atención.

El nombre del Sr. T es Laurence Tureaud.

El nombre completo de Barbie es Barbara Millicent Roberts. (El apellido de Ken es Carson.)

Snuffleupagus tiene como nombre de pila Aloysius.

En el comic de Peanuts (Snoopy si no me equivoco), el nombre real de Patty Peppermint es Patricia Reichardt.

¿Sabes que el policía del Monopoly tiene nombre? Se llama Edgar Mallory.

Sting (el luchador) en realidad se llama Steven Borden.

Sting (el cantante) tiene como nombre Gordon Matthew Thomas Sumner.

El nombre del hombre de Michelin es Bibendum.

El nombre de MacGyver, la popular serie y personaje interpretado por Richard Dean Anderson, era en realidad Angus (quién lo diría).

El verdadero nombre de ALF era Gordon Shumway.

La verdadera identidad de “El llanero solitario” era John Reid.

Hay muchos más que puedes encontrar en internet pero éstos son los que más me han llamado la atención y seguro que muchos de ellos los conoces tú.

Lo que está claro es que hay ocasiones en las que das por eso algo y no te preguntas si habrá un motivo o un nombre detrás. Por ejemplo con el muñeco Michelín, nadie se esperaría saber que tiene un nombre porque creo que casi nadie lo sabría. O el nombre de MacGyver.

Cosas que los hombres deberían saber

Los hombres siempre se quejan de que las mujeres son muy complicadas. Y las mujeres se quejan de que los hombres no tienen ni un poquito de sentimientos, de picardía a veces, o solo de ser detallista, no con regalos caros, sino a veces con gestos.

Esto es lo que provoca que haya tantas discusiones y peleas cuando si se les enseñara a los hombres algunas cosillas se podrían salvar muchas cosas. Y no solo a los hombres, ojo, también las mujeres deben aprender muchas cosas sobre los hombres, pero en esta ocasión va dirigido a los hombres.

En la imagen tienes un texto, en inglés eso sí, donde te dan algunos consejos que, si los pones en práctica, dejarás con la boca abierta a tu mujer, chica, novia o como la llames. Aquí te lo traduzco en un momento:

Todos los chicos necesitan leer esto

Cuando ella se aleje, quédate detrás de ella.

Cuando veas que va a llorar, solo sostenla (quédate a su lado) y no digas nada.

Cuando la veas caminar sigilosamente abrázala por la cintura desde atrás

Cuando esté asustada o temerosa, protégela

Cuando te “robe” tu sudadera favorita déjale que se la ponga.

Cuando ella dice que te ama, lo dice de verdad.

Cuando ella te agarre la mano, agárrasela tú y juega con sus dedos.

Cuando ella te diga un secreto, manténlo a salvo.

Cuando ella te mire a los ojos, no los apartes hasta que ella lo haga.

Cuando ella esté furiosa abrázala con fuerza y no la dejes

Cuando ella diga “estoy bien”, “no pasa nada”… No la creas.

Trátala como si para ti fuera lo más importante.

Bésala bajo la lluvia.

Cuando vaya corriendo a ti llorando, que la primera cosa que le digas sea: “¿A quién tengo que golpear bebé?”

Ser hombre

Hoy día el romanticismo, el ser detallista y, en definitiva, conquistar a una mujer como se hacía antes no es algo que en realidad puedas decir que existe. En estos momentos los hombres quieren libertad, y las mujeres también, disfrutan un poco y después cada uno por su lado porque no quieren atamientos o parejas que restrinjan su libertad y, aunque eso para algunos está bien, para otros no es así.

Tampoco puedo decir que no haya romanticismo en las personas, hay hombres que sí lo son y que logran enamorar a las mujeres, o a la mujer que ellos más quieren pero, ¿realmente sabes lo que es un verdadero hombre? En este texto te lo dicen bien claro:

“No es más hombre el que enamora a mil mujeres sino el que enamora mil veces a la misma”.

Con esta frase ya te están diciendo que un hombre no ha de medirse por las conquistas que hace con las mujeres sino por llegar al corazón de una y enamorarla mil veces o un millón, porque al fin habrá encontrado a esa persona especial.

Eso si te tomas en serio eso, porque algunos, y algunas, solo buscan algo rapidito y seguir con sus vidas.Pero aún quedarán hombres y mujeres que busquen el amor, que busquen a una pareja especial con la cual compartir sus días y, como bien dice la frase, hacer que cada día sea especial a su lado. Además, creo que la frase bien se podría aplicar en ambos casos porque también las mujeres han de demostrar a los hombres que los quieren y enamorarlos, como ellos harían, cada uno de los días.

Aunque para enamorar a ellos es mucho más fácil con fútbol y algunas bebidas, ¿no?

Leer es como…

A ver, yo se que hoy día no son muchas las personas que leen un libro, ya sea uno de papel o uno digital, que tanto se están poniendo de moda ahora mismo. Lo cierto es que son pocos los que lo hacen y eso, quieras o no, repercute, y mucho, en la forma en que se ven las cosas, y en el lenguaje, la forma de expresarse y demás.

Antes, en la EGB, tenías una hora entera dedicada a la lectura y tenías que leer, además en voz alta, para que todos te escucharan, supieras pronunciar las palabras y además estar atento porque si te tocaba a ti y no sabías por dónde iba te castigaban, normalmente a ponerte de rodillas y seguir la lectura.

Ahora no se le da tanta importancia pero creo que quien lea esta imagen si que le dará al menos un poco de importancia, y digo un poco porque la verdad es que llama la atención y alguna que otra risilla se coge, eso seguro. Y el motivo es la frase que te aparece:

Leer es como besar: a quien no lo hace con frecuencia se le nota en la lengua.

Seguro que eso ahora que lo piensas te das cuenta que es así. Porque quien no ha leído mucho no tiene tanta rapidez de palabra y de lectura como uno que sí ha leído mucho (pudiendo incluso terminarse un libro en un día si se lo propone, o en horas).

Supongo que ahora algún libro caerá, y más teniendo en cuenta que mañana es el día del libro así que hay que disfrutarlo al máximo. Recuerda, que el día del libro solo es un día y que éste puede llevarte a despejarte de la vida que se lleva.

Los dedos de una mano

Las manos… Esa parte de tu cuerpo con las cuales haces la mayoría de las cosas. Creo que muchos no podríamos vivir sin las manos y los ojos, sería como estar perdidos porque, si lo piensas, muchas de las cosas las hacemos con estas dos cosas, y perder una de ellas al principio costaría mucho para llegar a acostumbrarse, aunque se puede, por supuesto, por eso somos humanos, porque superamos las dificultades poniendo un poco de creatividad e imaginación a las cosas para ayudarnos en el día a día.

Pero, ¿alguna vez te has planteado para qué sirven los cinco dedos de la mano? ¿Por qué tenemos cinco y no tenemos cuatro? ¿O seis? Eso si es extraño, porque tanto en los pies como en las manos hay cinco dedos pudiendo tener más. Y sí, ya se que hay personas con más o menos dedos pero en general todos estamos con cinco.

Pues bien, creo que esta imagen te puede dar una idea de por qué se tienen cinco dedos y cuál es el objetivo de cada uno (no nos vale que el objetivo del pulgar sea darle a la barra espaciadora cuando estás escribiendo, tienen un objetivo mucho más profundo que descubrirás en cuanto leas la imagen).

Uno de los que más me ha gustado es el del dedo anular (si no lo sabes es el cuarto dedo que tenemos, el que está al lado del pequeño). Ese dedo es como si uno pensara que llegará el momento en que él sea utilizado y de la felicidad a esa persona, así como a la que esté a su lado.

Y el dedo pequeño, para las promesas, no te olvides (aunque en otras culturas el dedo pequeño es el que contiene el destino amoroso de las personas, el que la vincula a otra persona).

¿Qué opinas tú?

El juego de las campanas

Hoy la historia que te traigo es un poco subida de tono pero intentaré suavizarla un poco. Aún así, el final es divertidísimo así que seguro que te gusta.

Un bombero comenta con su novia que le gustaría, cuando llega del trabajo en el parque de bomberos, tener relaciones con ella. Sin embargo, las quiere de una forma especial, implicando a una campana. Le dice:

– Si oyes una campana, significará desvestirse. Si son dos campanas entonces meterse en la cama, y si son tres campanas abrirse de piernas.

La novia accede y, unos días más tarde, cuando el bombero llega a casa, decide probar qué tal funcionaría su sistema así que grita “¡Una campana!”. Él se desviste con rapidez dejando la ropa en el suelo.

“¡Dos campanas!” Vuelve a gritar y se lanza a la cama donde su novia ya está esperándolo también desnuda. “¡Tres campanas!” Termina para que abra las piernas.

Sin embargo, mientras está en eso la mujer le grita “¡Cuatro campanas!”.

El bombero pierde un poco el ritmo y se contiene mirando a la novia sin entender a qué se refería. “¿Qué diablos es cuatro campanas?”

La novia responde: “Eso significa que necesita más manguera.”

La verdad, decirle eso a un hombre, y más en un acto íntimo, es algo que puede llegar a ser muy, muy cruel. Teniendo en cuenta que a los hombres les pasa lo mismo con eso que a las mujeres con el físico o el peso, sería de mal gusto, aunque bueno, como broma o chiste estaría bien pero no se yo cómo seguiría la cosa teniendo en cuenta que se pone en juego la “virilidad” de una persona.

Vía: Miss Cellania