Tanto calor…

Con el calor que hace es normal que uno se quite ropa. Imagínate ahora, en España se supone que estamos en otoño y ya a mediados de octubre pero, por primera vez, al menos ahora que recuerdes, seguimos con camiseta de manga corta, yendo a la playa y bañándonos como si fuera verano.

Es normal entonces pensar que hasta las estatuas tienen calor y, claro, la estatua de la libertad, que lleva tanta ropa, tenía que quitarse algo, ¿no?

via ilabnela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *