Tartaletas de perro

Unas estarán mejor hechas que otras, algunas te pueden hacer pensar en varias cosas pero es que ves la imagen y no te salen palabras para describir lo que sientes porque, o bien te partes de risa, o cualquier otra cosa. El caso es que te acabarás echando a reír porque parecen como cachorros pequeñitos que han metido en moldes de magdalenas.

Y no es así, son diseños, supongo que hechos con nata montada o algo así con ojos y nariz asemejándose a un perro, más concretamente al que está sentado detrás de toda esa prole de perritos que hay. Con ellos seguro que tienes problema para comer porque, ¿serías capaz de comerte algo así?

Creo que primero pondríamos cara de pena antes de hincarle el diente porque morder algo que se ve tan bonito (y hecho de una forma que realmente parece un cachorro no alienta a comérselo) que te lo pensarás mucho antes de hacer nada.

Seguro que después te lo comes pero, ¿cuánto habrá pasado?

Lo malo de la imagen y del sitio donde la he visto es que no te dan la receta de ese postre porque si lo dieron seguro que somos muchos los que lo hacemos, aunque solo sea para los niños pequeños (aunque en realidad la hagamos más por nosotros y por tener un momento divertido en familia). Siempre puedes probar a crear tu propio diseño, hasta con crema de afeitar (para no comérnoslo aunque deberemos avisar antes de qué está hecho para no tener sustos y perder un perrito sin darnos cuenta).

Vía: thedailywh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *