Tiene sexo con un cordero y luego lo asa para borrar huellas

Historias locas si las hay. Este tipo de anécdotas quedan como una leyenda popular y dentro de 20 años nadie sabrá si fue verdad o no, pero todos tienen un tío que lo vió.

Resulta que un campesino chileno fue sorprendido cuando violaba a un cordero, entonces quiso eliminar las huellas y antes que llegara la policía sacrificó al animal e invitó a un grupo de amigos a un asado de su propia víctima.

Pero el Juzgado de Garantía de Chanco, 440 km al sur de Santiago y cerca de la ciudad de Talca, consideró suficientes los testimonios de los vecinos que llamaron a la policía y determinó que al violador infringió la legislación que castiga el maltrato a los animales y la zoofilia.

El tribunal fijará en los próximos días la multa que deberá pagar el campesino de 65 años, que puede llegar a 1.350.000 pesos chilenos, unos 2.500 dólares, una cantidad equivalente al precio de 50 asados como el que disfrutaron los amigos del zoófilo.

Sin comentarios de mi parte.

Enlace: Noticia en Infobae

3 pensamientos sobre “Tiene sexo con un cordero y luego lo asa para borrar huellas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *