¿Tienen límites los jóvenes?

En muchas ocasiones, los padres son en parte un poco culpables de estos comportamientos. Creen que dando rienda suelta a la voluntad de sus hijos, conseguirán que estos adquieran por sí solos  una  responsabilidad que debe ser fruto de una educación más firme, constante y consolidada.

Lo que está claro es que las “criaturas” saben perfectamente lo que se hacen, y no debemos achacar todos sus fracasos a los padres, pero dado que en muchos casos aún siguen bajo su tutela, es importante que ejerzan sobre ellos la patria potestad que les corresponde  y les muestren con energía el camino correcto.

Es evidente que no podemos generalizar, ya que hay una gran parte de la juventud que sabe perfectamente lo que quiere en la vida y lucha para conseguirlo. Esto es más bien un llamamiento para que la sociedad, todos nosotros, adquiramos un compromiso con ellos para enfocar el país hacia un futuro prometedor, ya que el este, por suerte o por desgracia, está en sus manos.

Fuente: luventicus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *