Tope para puertas

Cuántas veces habrás dicho a cualquiera que la puerta se abre pero no se deja que golpee la pared porque, primero, creas un agujero y, segundo, por el golpe que das (igual o peor a si se cerrara de golpe la puerta, otro de los problemas que podemos tener).

Sin embargo, para impedir que la puerta llegue a dar en la pared tenemos un bonito tope para puerta que puedes construir tú mismo en tu casa y ponerlo en la puerta que más rabia te de o aquella que sabes abren sin cuidado y después te tienes que poner con algo de masilla para arreglar el desperfecto creado.

¿Qué has de hacer? Pues como ves en la imagen, necesitas algo para fijar y un objeto que, al pulsarlo, emita un buen ruido (normalmente parecido al que usan muchos para animar a su equipo en los partidos de fútbol).

Cuando esa persona abra la puerta, si no la detiene a tiempo la manivela golpeará al bote y éste sonará con lo cual, si no le ha pasado, lo más seguro es que esa persona pegue un salto del susto que se lleve (como broma no está nada mal tampoco).

Por supuesto, habrá que pensar en la persona no vayamos a provocarle un ataque al corazón aunque, si con las palabras no entiende que debe cuidar de la puerta y no dejar que golpee la pared (más si ya a entrado), pues habrá que enseñarle con la práctica. Solo que la práctica puede conllevar un buen susto.

O también puedes usarlo como broma (no creo que tenga precio las reacciones de las personas ante esto). Haz la prueba, inventemos así la “broma del tope de puerta”.

Via There, I Fixed It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *