Tostadas en la pared

Por las mañanas, si no me tomo mi primer café, no soy persona, y si además no acompaño ese café con una buena tostada con mermelada, entonces sí que no soy persona, pero hay días en los que ni la cafetera te hace caso, ni la tostadora quiere soltar las tostadas…

Ahora con esas tostadas quemadas que tirábamos gustosamente a la basura, o que raspábamos con el cuchillo para que se quitara todo el negror, podemos hacer arte 😉 simplemente las pegamos a la pared, y con un poco de estilo salen cosas tan chulas como estas.

img209

img210

La gente se aburre demasiado, os lo digo o.

Vía: Cocinerama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *