Tres a las 7:45

No es extraño, si preguntas a varias personas la hora a la que nacieron, que alguno de ellos coincida en la hora. Es algo que puede ocurrir. Pero que esa coincidencia ocurra en una misma familia y en los tres hijos que ha tenido, eso si que parece más extraño.

La mayor, Ella, vino al mundo el 10 de octubre de 2005. Dos años más tarde nació su hermana Evie y en enero del año pasado nació el único varón Harrison. Todos ellos tienen en común una cosa: Nacieron a las 7:45 horas.

Los médicos están impresionados por esto ya que es algo que, si bien puede ser normal cuando consultas con muchas personas, que se de en el mismo seno familiar y no una ni dos, sino tres veces…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *