Un avión travieso

Para algunos, viajar en avión se convierte en algo difícil de hacer porque le tienen miedo y no saben qué hacer para paliarlo (algunos requieren técnicas de relajación, pastillas, etc.). Es habitual ver a algunas personas tomar chicles para evitar que se le taponen los oídos y otras ponerse a hacer otras cosas para no pensar en dónde están.

Pero claro, si antes de montarte en el avión ves la imagen que te mostramos, es normal que empieces a sufrir un poco más de miedo extra, aún sin tener miedo a volar, porque quién sabe lo que el avión puede hacerte.

Se trata de la imagen de un avión sonriente. Bueno, a su favor diremos que no es realmente así, no debemos tener miedo, pues es parte del aparato del avión (se podrá abrir por ahí digo yo) pero la forma en que lo dejaron listo para una foto nos parece tener a un avión sonriente pensando en lo que hará cuando alce el vuelo.

Por si las moscas, vaya a pasar algo repentino, quizás deberías preguntar no vaya a ser uno de los aviones experimentales que tenga robots o algo y se vuelvan locos. NO es que vayamos a empezar con una historia como la de Terminator pero aquí toda precaución es poca y no es como si pudieras decir que pararan para bajarte, más que nada porque en el cielo no hay carreteras donde parar o bajarse (a no ser que quieras llegar hecho puré al suelo).

Sea como sea, ¿no es divertido el avión? Al margen de esa sonrisa y las muchas travesuras que puede hacer, aquí tenemos una muestra de que hasta en objetos inanimados encontramos cosas humanas como las sonrisas o los ojos.

Un pensamiento en “Un avión travieso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *