Un barco en las alturas

Hay gente que nace con estrella, como es el caso de Dorothy Denny, y otros que nacen estrellados, véase como ejemplo la gran mayoría de nosotros. El caso es que imaginense los destrozos que han tenido que ocasionar las inundaciones que han sufrido las islas Británicas estos días, bien, pues la señora Denny tiene que dar gracias al cielo de que solo le ocurriera esto.

vinocalypso1ke5.jpg

En efecto, su barquito de paseo se ha quedado atrapado a casi 4 metros de altura, pero eso si, intacto y sin un arañazo, como si alguien lo hubiera puesto adrede entre esos tres postes del embarcadero de Brendon. Como diría un torero famoso de por aquí , en dos palabras, Im-Prezionante ;P

vinocalypsoii8.jpg

Via: Nothing To Do with Abroath

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *