Un chimpancé muy cachondo

Recuerdo hace unos años una clase en la que se nos afirmó en varias ocasiones que los animales son total y absolutamente instintivos, de hecho la profesora en cuestión insistió en que la felicidad, la pena, le envidia y otra larga ristra de sentimientos muy primarios no son más que interpretaciones humanas de la realidad animal…

Pues que me explique esto.

Este animalito sí que tiene mala leche. Vamos que empujar al foso a su compañero primate simplemente por el placer de hacerlo creo que no entra dentro de ningún “instinto” animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *