Un escondite secreto

Es imagen que te dejamos impresiona porque no le quitas la vista de encima, normalmente buscando en la maleta algo que te haga decir, si, es un montaje porque esto no casa con lo otro, pero al menos yo no he encontrado ese punto de unión entre uno y otro y claro, te quedas con las ganas de ver algo así en la realidad, que también podrá darse, seguro.

Como ves, la imagen nos muestra una maleta, en este caso en color verde, quizás para que no desentone con el campo donde está y a continuación nos ofrece, una vez abierta, la posibilidad de bajar a un sótano o algo parecido aunque ya sabemos que la maleta no va a tenerlo (pero para engañar a la mente es algo bueno). Aunque tu mente te dice que no y trata de analizarlo, lo cierto es que tus ojos piensan que eso es cierto.

Seguramente esa imagen, o bien está incluida y no pertenece a la maleta o, poniéndonos en otra perspectiva, la escalera, pared y ventana del fondo se corresponde con un diseño de la propia maleta, como si la hubieran hecho así para crear esa sensación. Quién sabe, a lo mejor en lugar de decorarla por fuera lo que hicieron fue decorarla por dentro.

Sea como sea es de las imágenes que no podrás sacarte de la cabeza y te imaginarás metiendo la pierna para saber si tocas la maleta o la piedra de los escalones (ya te avisamos que si tocas los escalones mejor bajas con cuidado para que no te vaya a pasar nada).

¿Te imaginas encontrar una maleta en el bosque y que nos lleve a otro lugar? Sin duda puede servir como argumento para una película infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *