Un espejo hacía el infinito

Hay veces en las que construir algo con nuestras propias manos nos da satisfacción pero, si además de eso, también logramos construir algo que llame tanto la atención o que sorprenda a los demás, incluso a uno mismo, seguro que la satisfacción será aún mayor.

Por ejemplo, aquí tenemos este vídeo con un pequeño tutorial que nos ofrece cómo construir un espejo infinito, vamos, que parece que no tuviera final, aunque quien lo ha construido sabe que no es así.

Un pensamiento sobre “Un espejo hacía el infinito”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *