Una casa zapato

Estoy segura que, si te refresco la memoria, encontraré que puedes recordar la historia de una familia con muchos hijos que vivía en un zapato gigante como casa. Era un cuento infantil que se suele utilizar para los niños pequeños, para cuando se van a dormir o para mantenerlos tranquilos (aunque no el más habitual, de ahí que algunos no hayan oído hablar de él).

El caso es que siempre decimos que la ficción y la realidad no están tan separados como podemos pensar y aquí un ejemplo. La imagen que te dejo hoy.

Esta imagen corresponde a la casa, al parecer una casa de verdad la cual… ¿No tiene forma de bota? Es enorme, y está bien construida pero no dejamos de ver una gran similitud con una bota de verdad.

Eso sí, las ventanas y puerta a su alrededor (no se cómo será la parte de atrás pero seguramente igual que la de delante) le dan más magia y misterio a la casa, hasta el punto de querer ir y verlo por ti misma y saber si realmente por dentro la casa es habitable, si tiene escaleras para subir por esa “bota”, si tiene habitaciones o es solo un mirador lo que hay arriba.

Según he podido averiguar está cerca de Hellam PA pero no podría decirte dónde exactamente. Al menos sabes que existe de verdad y, si estás planeando construirte una casa (aunque ahora mismo en España ese es el pensamiento que menos se va a dar) quizás esto sea una idea a tomar en cuenta en tus planes. Desde luego vas a hacer que los demás se queden mirando tu casa… O convertirla en una atracción.

Esperemos ver en España algo parecido, seguro que llama la atención lo suficiente hasta para salir en las noticias.

Vía: Myconfinedspaced

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *