Una historia de un pez y una pelota

Estas son las historias que realmente no sabes si creértelas o no.

Una pareja, pasando un bello día de campo en el norte de Sydney, ven que en medio del lago hay una pelota de Baloncesto, al acercarse se dan cuenta que un pez gato se la ha metido en la boca, y que al intentar hundirse con ella no puede (obvio). Tras varios intentos fallidos del animal, la pareja decide poner remedio cortando el balón y desinflándolo.

Incluso hay una foto que verifica la noticia.

0554417400.jpg

Personalmente creo que la pareja ha hecho más mal que bien, ya que el pez, tarde o temprano desistiría en su empeño y se iría. De esta manera, con una pelota desinflada, seguramente se lo trague y aparezca panza arriba en la orilla del lago Macquarie.

Vía: The Daily Telegraph

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *