Una historia diferente

Seguro que sabes cómo una cosa, por ejemplo, las nubes en el cielo, si te paras a mirarlas y a pensar qué objeto te recuerda, éste puede ser muy diferente al objeto que le recuerda por ejemplo tu compañero, o es más diferente aún a lo que piensa otra persona.

Sea de una forma u otra, nuestra mente es única para crear cosas que quizás no existen pero se parecen a esa realidad que vemos. Y esto es lo que bien ocurre en la fotografía que te dejo.

Quizás me digas, ¿qué tengo que ver aquí? Y sí, yo misma he tardado un momento en darme cuenta de cuál era la cuestión en esta foto porque no le veía nada raro y andaba centrada en el perro, quizás observando a los elefantes, cuando en realidad lo importante está un poco más a la derecha, en la sombra de un hombre y una mujer.

Si te das cuenta, esas sombras han de ser las sombras de las dos personas que están pasando en ese momento, que seguramente no se conocerán, pero a decir verdad las sombras parece como si se fueran a besar contando una historia muy diferente a la que se supone cuentan sus protagonistas.

Como ves, hasta la mente puede crear distintas situaciones de algo que no tiene nada que ver y contar con ello otra historia. A lo mejor por eso el perro estaba tan atento a ese poster esperando que los elefantes salieran o mirando por si cambiaba de igual forma que en la realidad.

Esto es uno de los efectos que pueden pasarnos con las sombras, descubrir figuras que nos llaman la atención solo por tener el cuerpo de una u otra manera.

Vía: Reddit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *