Una mujer declarada muerta regresa a casa tras 11 años

Sra. Heist

Existen casos que se dan en el mundo y que es imposible que no cobren notoriedad en todo el planeta, al menos si consideramos los extraños sucesos que guardan consigo. Es tal el caso de una mujer norteamericana, que luego de haber sido dada por muerta en el año 2002, regresó la última semana a su casa, ante la incredulidad de toda su familia.

En concreto, todo comenzó cuando hace 11 años, el Detective Schfield, el estado y las agencias federales investigaron minuciosamente la desaparición de la “Sra. Heist” sin poder llegar a ninguna conclusión acerca de su paradero más que la que sus propios familiares arriesgaban, es decir, que se había perdido definitivamente a raíz de los problemas mentales que sufría.

Por entonces, nadie más se preocupó en buscarla, dado que las autoridades no habían tenido éxito en el intento, y todo cambió finalmente esta semana, cuando con sus 54 años y con un grave problema salud a cuestas, la mujer acudió a la policía de Florida, indicando que era ella misma quien había desaparecido en Pennsylvania hace más de una década, y pidiendo que corroboraran todos los datos para llevarla a casa.

Una vez que las autoridades locales revisaron minuciosamente lo que decía esta mujer, consideraron que sus palabras eran ciertas, y que lo más conveniente era llevarla de nuevo a casa, de donde ella se fue luego de una crisis nerviosa que le ocasiono su divorcio y dificultades financieras, recorriendo las calles sin rumbo hasta hacerse amiga de un grupo de gente de la calle, que dormía en los parques, y con los que se acostumbró a vivir.

Incluso, en un estado parcial de lucidez, la mujer señaló que logró evadir a las autoridades todo este tiempo, viviendo tanto en las calles como debajo de los puentes, y que en ese período se alimentó constantemente de los desechos de los restaurantes, además de buscar trabajos ocasionales como en limpieza de barcos.

Un pensamiento sobre “Una mujer declarada muerta regresa a casa tras 11 años”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *