Una Navidad diferente

Todos decimos que la Navidad es la época donde los niños esperan ansiosos el día para por fin tener los regalos que han pedido, portándose bien las últimas semanas, para que Papá Noel y los Reyes Magos los vean y les traigan lo que querían (no vaya a ser que no se acuerden de ellos).

Muchos son los que se ponen de mal humor porque la espera es muy larga, que desearían ser magos para que el reloj corriera mucho más rápido y no pueden esperar por esa noche mágica en la que has de dormir y no levantarte de la cama para poder despertar al día siguiente con tus regalos bajo el árbol o al lado de tu cama.

Sin embargo, en este caso el anuncio que te acerco no trata exactamente de eso, bueno si, de la espera, la desesperación porque sea ya nochebuena, etc. pero el final, ese final que todos esperamos no se da sino que ocurre algo mucho más sorprendente que te hace lanzar un “ohhh” al final y una sonrisa en tu rostro por lo que hace ese niño.

Porque, a pesar de la espera, de tener a los padres que no sabían cómo calmarlo (me encanta la escena en la que el padre detiene la pierna de su hijo intentando tranquilizarlo) pues resulta que había un motivo muy importante para el niño para querer que llegara la Navidad.

Si aún no has visto el anuncio, por cierto, de John Lewis realizado por la compañía Adam&Eve como anuncio para Reino Unido. No a todos les gusta pero supongo que es una manera diferente de ver la Navidad, tanto lo que sabemos (los niños esperando por los regalos) como el verdadero significado de la Navidad: acordarnos de los demás.

Un pensamiento sobre “Una Navidad diferente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *