Va desnudo a pedir matrimonio, y se equivoca de casa!

Thomas Edwards

Hay algunos casos en el mundo real que hasta se hacen difíciles de explicar mediante palabras. Imaginemos que para calmar una situación de por sí tensa aunque feliz como es una propuesta de matrimonio un joven decide que le hará esta oferta a su prometida completamente desnudo. Pues bien, hasta ahí es exótico pero al menos no llamaría demasiado la atención, si no fuera porque la persona además toca timbre en la casa equivocada.

En concreto, se trata del caso de Thomas Edwards, un evidentemente extraño joven de 22 años de Florida, quien habrá pensado para sus adentros que lo mejor que podía hacer para sorprender a su novia con un motivo tan especial era acudir desnudo a su casa, e intentar grabarse en la madrugada de su ciudad, aunque claro, cuando los datos informativos no se tienen bien chequeados puede pasar cualquier cosa.

El problema concretamente es que Thomas se equivocó de casa y llamó a la puerta de un matrimonio que no dudó en llamar a la Policía. A los pocos minutos, llegadas las autoridades, se encuentran con un hombre desnudo, con una cámara en la mano, y una actitud bastante sospechosa, por lo que al bueno de nuestro protagonista terminaron por atacarlo con una pistola de electrochoque, antes de arrestarlo.

Consultado por la propia Policía acerca de su actitud, el hombre sorprendió al afirmar que había acudido directamente a la dirección que le había dado su pareja, aunque aquí es cuando empezamos a preguntarnos por qué se casaría con una mujer a la que apenas conoce, al punto de no conocer su casa, y si realmente ella no equivocó la dirección adrede, en vista de lo que se le venía encima.

En cualquier caso, ya sabes que por ningún motivo debes realizar una oferta de matrimonio en la vía pública, y menos desnudo, y mucho menos con una cámara en la mano. Si así y todo quisieras hacerlo, por favor chequea bien la dirección de tu prometida al menos.

Un pensamiento en “Va desnudo a pedir matrimonio, y se equivoca de casa!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *