Vaya, vaya con el pajarito..

Un cura aficionado a la ornitología tenía doce pájaros. Todos los días los soltaba para que volaran y éstos siempre regresaban a sus jaulas. Pero un día sólo regresaron once, así que el sacerdote, decidido, en la misa de 12 del domingo preguntó:

¿Quién tiene un pájaro?

Todos los hombres se levantaron.

No, no me expliqué bien. ¿Quién ha visto un pájaro?

Todas las mujeres se levantaron.

¡No, no! Lo que quiero decir es: ¿quién ha visto mi pájaro?

Todas las monjas se levantaron.

Vía: El pito doble

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *