Visitas al médico

Las diversas reacciones que experimenta el cuerpo durante la adolescencia, en algunas ocasiones suelen generar malestar, los cuales es común intentar solucionarlos por cuenta propia, a través de remedios caseros o de trucos mágicos.

Muchos jóvenes, en cambio, prefieren mantener la dolencia en secreto, ya sea por la vergüenza que le ocasiona el padecimiento en sí.

Sin embargo, hay algunas de estas situaciones que pueden ocultar tras la fachada de simple malestar algún otro problema superior, por ello, se recomienda visitar al médico, ni bien aparezcan los primeros síntomas. Siempre es bueno recordar que cualquier enfermedad por mala que parezca, tratada a tiempo es curable.

Ahora bien, vamos a hacer un rápido repaso por los problemas que suelen ser de precaución y dignos de control: dolores de cabeza frecuente, dolores musculares intensos que perduren por más de 2 o 3 días, comezones exageradas, dolor en las partes íntimas, lunares que generen dolor o picazón, etc.

Como se verá, en todos los casos estamos haciendo referencia a dolores o molestias persistentes. Por ejemplo, en el caso del dolor muscular, puede tratarse del mismo crecimiento, sin embargo, el mismo es anormal cuando es demasiado intenso o perdura a través del paso de los días. Lo mismo ocurre luego de ejercitar, pues el ejercicio físico puede generar dolores musculares, pero al cabo de unos días, los mismos tienden a desaparecer.

Los lunares sí deben ser controlados siempre, ya que pueden ser causales de enfermedades de piel.

En todos los casos, el punto de vista de un profesional es fundamental para preservar nuestra salud.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *