Cómo hacer una maleta y no morir en el intento

Hacer una maleta sin duda es un dilema porque, por pocas cosas que llevemos, casi nunca logramos meter todo lo que hemos preparado y al final acabamos dejando cosas. Pero en esta ocasión vemos un sistema curioso para poder hacer la maleta con todo lo que hemos preparado y no sucumbir en el intento. Es decir, que nos va a caber todo de una forma que jamás habríamos pensado que podríamos.

Lo malo es que no dejamos espacio para traer regalos.